Centro Negocios Madrid | Cómo se adaptan las empresas a la nueva normalidad

Blog - Cómo se adaptan las empresas a la nueva normalidad

Blog - Cómo se adaptan las empresas a la nueva normalidad
1 de Julio de 2020

Cómo se adaptan las empresas a la nueva normalidad

El Coronavirus ha provocado una profunda crisis sanitaria y económica que ha afectado a muchos sectores laborales. Desde que el Gobierno de España decretó el Estado de Alarma, el 14 de marzo de 2020, muchos trabajadores se han visto obligados a cambiar su rutina por completo, habilitando su hogar para convertir parte de él en su oficina o haciendo, incluso, reuniones telemáticas.

Estamos atravesando un período complicado para las empresas, pero la desescalada ha supuesto un respiro tanto para jefes como para empleados. Esto se debe a dos factores: el financiero y el psicológico, ya que el ambiente de trabajo influye mucho en la salud mental.

Como consecuencia de la pandemia, la mayoría de las personas que han teletrabajado durante este tiempo han tenido la necesidad inminente de volver físicamente a sus oficinas. Es decir, aunque trabajar desde casa pueda parecer muy cómodo, durante estos meses han surgido inconvenientes como la falta de concentración o la ausencia de desconexión entre el ámbito personal y laboral.

Sin embargo, con la desescalada, los ciudadanos se están incorporando a sus puestos de trabajo de forma presencial. De hecho, se ha observado una vuelta paulatina en cuanto a las personas que realizan su labor en oficinas, y que pueden elegir si siguen teletrabajando o no conforme van a avanzando las fases que pauta el gobierno.

Además, la adaptación a la nueva normalidad por parte de las empresas se está realizando con cautela. En efecto, los despachos y salas de reuniones tienen aforos limitados para que se mantenga la distancia de seguridad. Aparte, los empleados que tienen que trabajar a menos de dos metros de sus compañeros, deben ponerse mascarilla en todo momento y las personas que trabajan de cara al público lo hacen con una mampara protectora. Por otro lado, la mayoría de las empresas han incorporado dosificadores de geles hidroalcohólicos en sus instalaciones y han implementado otras medidas de seguridad, como señales en el suelo para evitar aglomeraciones.

En definitiva, aunque estemos sufriendo muchas dificultades a diversos niveles, las empresas se están adaptando a la nueva normalidad de la mejor forma posible y naturalmente, los centros de negocio tratamos de apoyar a nuestros clientes en todo lo posible: por un lado adaptando nuestras instalaciones y procesos para reducir al máximo la posibilidad de contagios, y por otro lado proporcionando más servicios para facilitar los nuevos esquemas de trabajo que han llegado para quedarse, como el alquiler de despachos por días para empresas que hacen trabajo a distancia parcialmente, proponer espacios colaborativos para equipos de teletrabajo, etc.